Tintas de impresora

Al pensar en una impresora, automáticamente incluimos la tinta que utiliza. ¿Qué sería de la impresora si no tuviera tinta? Ya que es su complemento, sin la tinta, la impresora no es nada y sin la impresora, la tinta no sirve de mucho tampoco. Por eso, en este artículo hablaremos sobre la composición de la tinta, un poco de su historia y los tipos que existen.

Con el fin de crear textos e imágenes la tinta está compuesta de pigmentos y colorantes que, al distribuirlos en una superficie, logra su cometido. Claro que el mecanismo mediante el cual llega la tinta desde su cartucho o tóner, hasta el papel, es gracias a la impresora.

La tinta es tan común, que existen para cualquier tipo de impresiones y también las tenemos para bolígrafos.

Para comenzar con un poco de historia, sabemos que la tinta existe desde la antigüedad, la utilizaban los Chinos en el año 400 a.C para escribir, solo la hacían de color negro y su composición era de humo y goma, la llamaban atramentum.

atramentum

En el Imperio Romano Oriental, la tinta que utilizaban recibía el nombre de sacrum encaustum, su composición era un poco más compuesta, ya que el color que resultaba era púrpura. Esta tinta la hacían con la secreción de la glándula hipobranquial del murex, un tipo de molusco. Su uso era exclusivo para la realeza y se utilizaba para teñir las togas y capas, además de escribir libros.

Lo que sabemos es que la tinta era de gran relevancia en la antigüedad, tanto como lo es ahora, recibió diferentes nombres: milton, minium, cinabrio. Ya que su composición variaba cada vez que creaban una de diferente color o ingredientes.

La tinta siempre significó algo de importancia en las épocas que eran utilizadas, bien para escribir libros con letras de oro, o para grabar las iniciales de sus nombres, bordar capas de la realeza o lo que sea, la acción de utilizar un instrumento tan valioso era de gran poder.

Tipos de tinta

  • Tinta china:
    Es una de las tintas más antigua que existen aún y es creada desde Asia. Su color es netamente negro, gracias a sus componentes que fueron creados partiendo de metales, cáscara de semillas y la tinta que expulsan diferentes animales marinos, como lo es el pulpo y el calamar.

tinta china

 

  • Tinta nuez: Además de ser una de las más antiguas, también es una de sus invenciones, pues les daban un color diferente para lograr contraste en sus dibujos. Los colores que se lograban eran entre marrón y dorado, lo cual era gracias a la composición de nueces.

tinta nuez

 

  • Tinta de impresoras: A este punto queríamos llegar, ¿cómo se logra la composición de la tinta para impresoras? Dependiendo del tipo de impresoras, las que utilizan cartuchos necesitan estar incluidas dentro del equipo. Se utiliza un cartucho exclusivo para el color negro, y otro para la tinta de color, que no es más que un cartucho con compartimentos internos independientes, donde se encuentran tres colores básicos: el magenta, amarillo y cian, a partir de esos, se harán las mezclas necesarias para conseguir cualquier color que necesitemos. Para la calidad de impresiones de fotografías o básicas a color, las impresoras deben utilizar tres colores más el negro, aunque también está el caso de utilizar entre cinco y seis colores más el negro. Como dijimos anteriormente dependiendo del tipo de impresoras, será el uso de la tinta y los cartuchos, para impresoras matriciales se necesita una cinta llena de tinta parecida a las de las máquinas de escribir. Y para las impresoras de láser, se utiliza el tóner, la cual convierte la tinta en polvo para plasmarla en las hojas. Hay ocasiones donde también se usan tintas fluorescentes, las cuales solo se pueden ver a través de luz ultravioleta, estas cumplen la función de representar a cada color que se encuentre en los cartuchos.

 

  • Tinta de impresora de tóner magnético: Es la que se plasma y parece que se escribiera con papel carbón, y ahora se están probando para que se borren a través del tiempo. El costo del uso de esta tinta es muy elevado, a comparación de las tintas de cartucho o tóner para impresoras.

Las impresoras son de uso fundamental en los hogares, trabajos, oficinas y cualquier parte donde se necesite tener documentos a la mano. Para que estas puedan funcionarnos, debemos aplicar los cartuchos de tinta correctos, hacerles mantenimiento, y en muchos casos ahorrar tinta para que nos duren más.

Los cartuchos de tinta, tienen la ventaja de que pueden ser reusados al menos tres veces, al recargarlos estarán listos para comenzar como nuevos, es importante que sepamos el alcance de la cantidad de impresiones que podemos hacer por recarga. De igual manera con la tinta en impresoras de tóner, en ocasiones de fallas, puede que no sea exactamente que se acabó la tinta, sino que pueden existir otros factores que afecten la impresión.

Dependiendo del tipo de tinta, en las impresoras hay más opciones para que aplicar la inyección de tinta. Está la posibilidad de esos cartuchos independientes que se conectan a la impresora para que podamos ver cuánta tinta hay y es más fácil saber cuándo es momento de recargar.

Para formar este tipo de tintas pigmentadas necesitamos diferentes tipos de barnices, los materiales de tintas solventes o de agua son los que mezclados conseguirán que la tinta se asegure o adhiera al papel donde se está imprimiendo.

Aunque la tinta desde la antigüedad ha sido de gran importancia para la historia y la realeza, ahora está al alcance de nuestras manos, para nuestro hogar u oficina. Por eso debemos aprovechar su uso. El desarrollo de la tecnología ha permitido a los científicos descubrir más y mejores tipos de tintas, en más colores y mezclas; lo cual nos permite a nosotros tener la ventaja de gozar los diferentes tipos de tintas, sobre todo en impresoras. ¡Empieza a imprimir!